Evaluación de Procesos 

 

Antes de ser lanzado, cualquier programa existe a nivel conceptual – como un diseño, descripción o plan (vea Evaluación Teórica del Programa). Pero una vez lanzando, el programa enfrenta realidades de terreno: ¿La organización cuenta con un buen y entrenado equipo de trabajo? ¿Están las responsabilidades bien asignadas? ¿Están siendo completadas las tareas de los intermediarios a tiempo? Si el programa fue diseñado para proveer tabletas de cloro a los hogares para tratar el agua contaminada, por ejemplo, ¿Están alcanzando a entregar la cantidad apropiada de tabletas de cloro en los centros de distribución a tiempo?

La Evaluación de procesos, también conocida como evaluación de la implementación o evaluación del proceso del programa, analiza la efectividad de las operaciones del programa, la implementación y la entrega de servicios. Cuando la evaluación de procesos está en curso se llama monitoreo del programa (como en Evaluación y Monitoreo: E&M). La evaluación de procesos nos ayuda a determinar, por ejemplo:

  • Si los servicios y metas están alineados apropiadamente.
  • Si los servicios están siendo entregados a los destinatarios, como se pretendía.
  • Cuán bien está organizado el servicio de entrega.
  • La efectividad de la gestión del programa.
  • Cuán efectivamente se están usando los recursos del programa.1

Las evaluaciones de procesos son usadas a menudo por los administradores como puntos de referencia para medir el éxito, por ejemplo: la distribución de tabletas de cloro está alcanzando el 80% de los beneficiarios que se pretendían por semana. Estos puntos de referencia pueden ser fijados por administradores del programa, y a veces por donantes. En muchas organizaciones grandes, la supervisión del progreso es la responsabilidad de un departamento de Evaluación  y Monitoreo (E&M). Con el fin de determinar si se están alcanzando los puntos de referencia, mecanismos de recolección de datos deben existir.
 

<< Página anterior   |   Página siguiente >>

1 Rossi, Peter, et al. Evaluation. A Systematic Approach. Thousand Oaks: Sage Publications, 1999.