Asistencia Escolar

Educación Primaria para todos

Students in class in Mexico. (©Foundation Escalera)

Existen muchas maneras de aumentar la matrícula y asistencia, pero existe una gran diferencia entre los costos de los programas. Reducir y compensar el costo de escolaridad a través de mensualidades más bajas o subvenciones condicionadas aumenta la matrícula escolar. Para combatir la ausencia escolar de niños matriculados, han resultado ser efectivas tanto las políticas las cuales se enfocan en la reducción de barreras a la ausencia, como la desnutrición y parásitos intestinales, al igual que las políticas que informan a los padres de beneficios de la educación.

La matrícula aumenta al bajar el costo de escolaridad por medio de la reducción de mensualidades o entrega de uniformes escolares [tag:blue,6], al igual que el incentivar la matrícula a través de subvenciones condicionadas [tag:blue,7] [tag:blue,8]. Por medio de la combinación de estas políticas, muchos países han realizado un considerable avance en las tasas de matrícula en las últimas décadas. Sin embargo, la ausencia de alumnos matriculados sigue siendo un desafío. El próximo paso, importante, es mejorar la regularidad con que asisten los alumnos matriculados.

El ausentismo escolar se puede reducir al mejorar los incentivos para la asistencia regular (Ej.: almuerzos para escolares) [tag:blue,4], y al abordar las barreras de asistencia. Una manera para aumentar la participación extremadamente costo-efectiva es dar tratamiento a los niños que sufren de parásitos intestinales [tag:green,2] [tag:green,3], los cuales hacen que los niños se sientan cansados y les impiden ir a clases. Con 400 millones de niños infectados con parásitos, ataca una barrera muy relevante para la educación en muchas partes del mundo.

Otra forma altamente efectiva para el aumento de la participación escolar  (asistencia y matrícula) es informar a los padres sobre los mayores ingresos que obtienen aquellos alumnos que terminan su educación primaria. La información sobre ingresos aumentó la asistencia de niños matriculados en 3,5 puntos porcentuales de una línea base de 85,6 por ciento en Madagascar [tag:red,1] y redujo la deserción escolar en 3,9 puntos porcentuales o 7% en la República Dominicana. Sin embargo, mejorar la calidad de la educación  aumentando el número de textos, materiales o profesores parece no tener mucho impacto en la asistencia de los alumnos.

Existe una gran discrepancia entre cuánto cuestan los diferentes programas que mejoran la matrícula y asistencia. De las muchas intervenciones que han sido rigurosamente testeadas a través de evaluaciones aleatorias, el informar a los padres y niños en Madagascar sobre los mayores ingresos que obtienen aquellos que completaron la educación primaria se encontró entre las más efectivas desde el punto de vista del costo ya que solo se necesitó una reunión de curso organizada por el profesor [tag:red,1]. Sin embargo, la asistencia tendió a disminuir entre los niños cuyos padres inicialmente sobreestimaron esta diferencia.

Los Programas de Transferencias Condicionales de Dinero (CCT) son una manera más cara de aumentar la participación escolar, pero buscan cumplir muchos otros objetivos. PROGRESA, el programa Mexicano de transferencia condicionada de dinero tuvo un costo de $1.000 – $6.000 por año adicional de escolaridad [tag:blue,8], si atribuimos todo el costo del programa a su efecto educacional. El costo por año de escolaridad fue mayor en los primeros niveles [tag:blue,7], debido a que las tasas de matrícula ya eran muy altas en ese nivel: las transferencias fueron distribuidas a muchas familias que habrían matriculado a sus hijos en escuelas incluso sin transferencias.  

Sin embargo,  se puede pensar que los programas CCT son principalmente programas de redistribución y pueden tener muchos otros efectos. PROGRESA también incentivó el cuidado preventivo de la salud y una mejor nutrición, produciendo a una mejora en la salud infantil como también una mejor educación. Del mismo modo, la desparasitación también lleva a que los niños sean más sanos, lo cual se apreciaría a pesar de que con esto no se logre aumentar la asistencia de niños al colegio. Además, incluso si no consideramos los beneficios extras de salud, la desparasitación es una de las intervenciones más efectivas desde el punto de vista del costo. Solo 50 centavos por año por alumno fue el costo de la desparasitación a través de programas masivos y los niños que son tratados contra los parásitos en forma regular tienen 60 días adicionales de escolaridad por año [tag:green,2].  Para fines de su educación primaria, los niños que han sido tratados regularmente tendrán todo un año adicional de educación.

Sin embargo, México es más rico que Kenia y Madagascar y los ingresos son más altos, por lo que la mayoría de los programas tendrán un valor más alto. Además, para cualquier programa aumentar la asistencia en países donde la participación ya es bastante alta (como México) puede costar más que en países donde ésta es inferior.