El impacto de la información sobre los retornos a la educación en la demanda por la educación en República Dominicana

Investigadores/as:
Ubicación:
República Dominicana
Muestra:
2,250 niños en octavo grado
Línea de tiempo:
2001 - 2005
Grupo objetivo:
  • Students
Resultado de interés:
  • Enrollment and attendance
Tipo de intervención:
  • Information
Socios Implementadores:

Problema de política pública

Si el costo de invertir en la educación en términos de gastos de matrícula, uniformes, materiales y tiempo perdido es inferior a los beneficios esperados por tener algún grado de educación, es más probable que las familias mantengan a sus hijos en las escuelas durante más tiempo.


Por esta razón, muchas de las intervenciones que tienen por objeto aumentar la matrícula y la asistencia se centran en la reducción de los costos de educación. Sin embargo, la gente toma estas decisiones en base a lo que perciben como retornos a la educación y estas percepciones pueden ser inexactas, haciendo que la gente invierta menos en la educación. Esto podría ser cierto para las familias más pobres, las cuales pueden conocer a poca gente educada que les sirva de ejemplos de los beneficios que tiene la escolaridad. Si de hecho las personas están subestimando las gratificaciones que aporta la educación, podría ser posible aumentar su demanda por escolaridad simplemente informándoles del aumento de sus utilidades que podrían percibir con más años de educación.

Contexto de la evaluación

En la República Dominicana más del 80 por ciento de los jóvenes terminan el ciclo de educación primaria, pero sólo entre un 25 a un 30 por ciento terminan el ciclo secundario. Pueden existir muchas razones por las cuales las familias retiran a sus hijos de la escuela: pueden creer que la calidad de la educación es deficiente o que el sueldo obtenido del trabajo infantil es más importante que el valor de una educación adicional, entre otros. Sin embargo, los estudios han demostrado que los beneficios de una educación al largo plazo son muy altos. Tanto así que los egresados de la enseñanza secundaria en la República Dominicana ganan un salario 40 por ciento mayor en promedio que sus contrapartes que sólo terminaron la escuela primaria. (Los resultados de la encuesta representan a un grupo de hombres, ya que la participación de las mujeres en el mercado laboral dela República Dominicana es muy baja y por lo tanto muchas mujeres se muestran reacias a estimar sus futuras ganancias.) Si bien es posible que los costos de la educación sean lo suficientemente altos para superar estos beneficios, esto también sugiere la posibilidad de que la gente pudiera no estar consciente de los altos beneficios de la educación.

Detalles de la intervención

Los investigadores analizaron la relación entre el bajo retorno percibido de la educación con la participación escolar, y la relación de proporcionar información sobre los rendimientos reales de la educación a las familias con el cambio de sus decisiones sobre escolaridad. Para calcular el retorno real de la educación secundaria los investigadores realizaron una encuesta a hogares en todo el país con 150 grupos en la República Dominicana. Cada grupo estaba compuesto por veinte hogares seleccionados aleatoriamente. A los hombres se les preguntó acerca de su educación, empleo e ingresos y aspectos demográficos generales. Para calcular los retornos percibidos, los evaluadores luego visitaron las escuelas donde los estudiantes de cada grupo asistían a octavo grado y participaron en reuniones con 15 niños seleccionados al azar. Durante estas reuniones, se les pidió a los niños calcular el ingreso medio entre hombres con diferentes niveles de educación (primaria, secundaria o universidad) con el fin de recoger datos sobre sus pre-concepciones existentes sobre los beneficios que aporta la educación.

La mitad de las escuelas encuestadas fueron asignadas aleatoriamente a un "grupo de tratamiento" y durante reuniones individuales en estas escuelas los niños recibieron una charla para entregarles información sobre los retornos reales de la educación en la República Dominicana. Los evaluadores proporcionaron información verbalmente sobre el ingreso medio de acuerdo a sus niveles de educación que habían sido recopilados a través de la encuesta previa de hogares. Por ejemplo, a los niños se les dijo que "los trabajadores que terminan la escuela secundaria ganan alrededor de 41 por ciento más que los que no la terminan. Y la gente que va a la universidad gana ... alrededor del 85 por ciento más que los que solo terminan la enseñanza básica."

Durante los próximos cuatro años se implementaron dos encuestas de seguimiento para establecer las percepciones de los niños sobre los beneficios que entrega la educación y para recopilar información acerca de sus logros educativos.

Resultados y lecciones de la política pública

Beneficios percibidos de la educación: Los resultados previos a la intervención muestran que en promedio los niños de octavo básico han subestimado significativamente los beneficios de una educación secundaria. De hecho, alrededor del 42 por ciento de los estudiantes esperaba que no hubiera diferencia alguna en sus futuras ganancias si sólo completaban la escuela primaria, mientras que el 12 por ciento de los estudiantes esperaba recibir mayores beneficios de lo que indicaban los datos. Las expectativas iniciales acerca de los beneficios de la educación estaban en gran parte correlacionados con el nivel de escolaridad logrado. Por cada aumento de RD $1.000 (USD $50) en el beneficio percibido de la escuela por un niño su posibilidad de regresar a la escuela el próximo año aumentaba en nueve puntos porcentuales.

Los impactos de la información: Proporcionar a los niños información sobre el aumento real de los ingresos entre las personas con más años de educación aumentó el promedio de rendimiento percibido por RD$366, y cerca del 28 por ciento del grupo de tratamiento aumentó el retorno percibido en RD$1.000 o más. Como resultado, los niños del grupo de tratamiento asistían a 0,2 años más de educación en los próximos cuatro años en relación con sus pares del grupo de tratamiento. A través de un análisis de costo-efectividad se ha demostrado que una intervención única de bajo costo relativo es una forma muy costo efectiva para aumentar la permanencia de los alumnos en la escuela.

Impactos para las familias más pobres: Incluso si las familias están conscientes de los beneficios de la educación, los bajos ingresos familiares, los costos de escolaridad, y las restricciones a los créditos pueden limitar su asistencia. Los resultados muestran que si bien la intervención tuvo un impacto similar en los retornos percibidos por los más pobres y los menos pobres de los hogares de la muestra, no hubo un aumento significativo en la escolaridad en los hogares más pobres. Esto sugiere que los programas complementarios para abordar los gastos de escolaridad pueden ser necesarios para aumentar la participación de los niños con mayor grado de pobreza.

Jensen, Robert. 2010. "Impact of Information on the Returns to Education on the Demand for Schooling in the Dominican Republic." Quarterly Journal of Economics 125 (2010): 515-548.