PDF version

Dispensadores y Entrega de Cloro a Domicilio en Kenia

Lugar: Rural Western Kenya
Sample: 1,977 hogares and 88 manantiales
Timeline:
2004 to 2008
Target Group: 
Rural population
Outcome of Interest: 
Diarrhea
Intervention Type: 
Incentives
Social networks
Preventive health
Water, sanitation, and hygiene
Socios:
Desafío de política pública 

Las enfermedades diarreicas son la principal causa de la morbilidad y mortalidad en países en desarrollo, matando una cantidad estimada de 2,6 millones de personas por año, entre los años 1990 y 2000. Los niños menores de 5 años experimentan un promedio de 3,2 episodios diarreicos por año2 y las enfermedades diarreicas son responsables de 20% de las muertes en este grupo etario3.  Incluso cuando los episodios de diarrea no son fatales, pueden tener impactos de largo plazo en el desarrollo cognitivo y físico de los niños. Las enfermedades diarreicas a menudo se transmiten cuando el suministro de agua es contaminado con materias fecales y pueden ser endémicas en lugares donde el suministro de agua es irregular. Las prácticas de lavado de manos y protección de las fuentes de agua han demostrado reducir los episodios diarreicos, pero la adopción de dichas prácticas ha sido lento en regiones de todo el mundo en desarrollo.

Contexto de la evaluación 

A pesar del amplio conocimiento sobre los peligros para la salud de beber agua contaminada, la adopción de prácticas de saneamiento y agua libre de contaminación es extremadamente baja en la zona rural de Kenia Occidental. Si bien, tres cuartos de los hogares han oído respecto del tratamiento local del agua y el 70% reconoce que beber agua contaminada provoca diarrea, solamente el 5% de los hogares indica que su principal suministro de agua es clorada. El método más común de cloración del agua, es a través de la compra individual de productos para la cloración, los cuales deben ser agregados al agua en los hogares. La cloración a nivel de la población, ha sido considerada como otra estrategia para aumentar la adopción del cloro. Los dispensadores de cloro, mucho más baratos que las botellas individuales, pueden ser usados en las fuentes donde las personas recolectan su agua. En este caso, la presión social se puede maximizar al difundir públicamente la decisión de higiene de cada individuo.

Young girl chlorinating her water at a point-of-use public dispenser, Kenya, 2015

Young girl chlorinating her water at a point-of-use public dispenser, Kenya, 2015. Photo: Thomas Chupein | J-PAL

Detalles de la intervención 

Los investigadores quisieron examinar el impacto de factores incluyendo el precio, la persuasión, la promoción y los productos de cloración en sí, mediante un estudio dividido en dos fases. Previo al estudio, se aplicaron encuestas de línea base a una selección aleatoria de hogares.

En la primera fase, se les entregó a los hogares siete botellas de WaterGuard, un producto de tratamiento individual para el agua, cada una suficiente para el suministro de un mes de agua libre de contaminación. También se les entregaron mejores recipientes para el agua, con tapa para impedir la contaminación, al igual que instrucciones detalladas sobre su uso. Un tercio de este grupo recibió doce cupones con un 50% de descuento para la compra de botellas WaterGuard, cada uno válido por un mes durante el año siguiente, al igual que calendarios con recordatorios. Otro tercio recibió mensajes persuasivos verbales adicionales, más allá de las instrucciones básicas entregadas por WaterGuard y el otro tercio no recibió ni cupones ni mensajes. Con el fin de estimar los efectos de las redes sociales, las botellas de agua de WaterGuard fueron distribuidas en diferentes porcentajes entre las comunidades, de esta manera permitiendo a los investigadores ver si un mayor nivel de uso por parte de la comunidad aumentaba la adopción individual. Se administró una encuesta de seguimiento entre los meses 2 y 7, después de haber distribuido WaterGuard en forma gratuita.

En la segunda fase, los investigadores compararon seis tratamientos diferentes diseñados para aumentar la adopción de WaterGuard. Para los primeros tres tratamientos, se enviaron mensajes promocionales (1) a nivel hogar, (2) a nivel de comunidad o (3) ambos. Los siguientes dos tratamientos incluyeron una promoción repetida de cloración, mediante una visita a los hogares por parte de un promotor elegido de la comunidad. A pesar de ofrecerse voluntariamente para trabajar en forma gratuita, se le pagó al promotor un (4) honorario fijo o (5) en base a la cantidad de hogares que hubiesen clorado el agua en visitas de seguimiento posteriores. El último tratamiento (6) combinó el modelo del promotor incentivado con un suministro ilimitado de WaterGuard gratis, entregado mediante un dispensador de cloro en una fuente local de agua. Las encuestas de seguimiento se condujeron por tres semanas y de tres a seis meses después del comienzo del estudio.

Resultados y lecciones de política pública 

Impacto de la distribución Gratuita en los Hogares: A pesar de sus conocidos beneficios, la mayoría de los hogares tienen baja disposición a pagar por el cloro. Después de recibir un suministro gratis por siete meses, se detectó la presencia de cloro en 58% de los hogares, mucho más que el 2% del comienzo. No obstante, solo se utilizaron 10% de los cupones distribuidos. En aquellos lugares donde se entregó WaterGuard gratuitamente, los mensajes persuasivos adicionales no tuvieron efecto en la adopción y en los mercados de ventas al por menor solo tuvieron efectos de corto plazo. Al parecer no hay efectos de “redes sociales” por el hecho de vivir en una comunidad con un mayor nivel de cloración, y no se encontró evidencia de que el precio fuera un mecanismo de selección efectivo para orientarse hacia los hogares que son más proclives a beneficiarse de un agua más limpia.

Impacto de la Persuasión: Contratar miembros de la comunidad local, ofreciendo un ingreso bajo para promover el uso del cloro entre sus vecinos, es altamente efectivo para el aumento del uso. El cloro fue detectado en 40% de los hogares visitados por el promotor, comparado con solo 4% en aquellos que no fueron visitados. Incentivar a estos promotores tuvo sólo efectos modestos. Las comunidades con dispensadores de cloro en las fuentes locales, en conjunto con los promotores, vieron a un 61% de sus hogares clorar el agua, partiendo del 2% solamente antes del estudio, sugiriendo que ésta es una manera altamente rentable de promover la adopción.

Ampliación del Programa: Las inversiones en campañas de marketing y los esquemas de cupones probaron ser estrategias ineficientes en la promoción de la cloración en las fuentes locales. La entrega de cloro gratuito en fuentes de agua, junto con promotores de la comunidad, ofreció la estrategia más efectiva para mejorar la desinfección del agua, previniendo potencialmente la incidencia de diarrea en áreas como las zonas rurales de Kenia.

1 Disease Control- Priorities Project, “Public Health Significance of Diarrheal Illnesses,” http://www.dcp2.org/pubs/DCP/19/Section/2531.
2 Parashar, Umesh, et al. “Global Illness and Deaths Caused by Rotavirus Disease in Children,” Emerging Infectious Diseases. Vol. 9. May, 2003.

Kremer, Michael, Edward Miguel, Sendhil Mullainathan, Clair Null, and Alix Peterson Zwane. "Social Engineering: Evidence from a Suite of Take-up Experiments in Kenya." Working Paper, April 2011. 

1 Disease Control- Priorities Project, “Public Health Significance of Diarrheal Illnesses,” http://www.dcp2.org/pubs/DCP/19/Section/2531.

2 Parashar, Umesh, et al. “Global Illness and Deaths Caused by Rotavirus Disease in Children,” Emerging Infectious Diseases. Vol. 9. May, 2003.