PDF version

Los efectos de las transferencias en efectivo versus transferencias en especie en los precios en México

Lugar: Sur de México
Sample: 208 comunidades
Timeline:
2003 to 2005
Target Group: 
Rural population
Outcome of Interest: 
Food security and nutrition
Intervention Type: 
Cash transfers
Pricing
Socios:

Cuando se trata de hacer transferencias a familias pobres, muchos gobiernos optan por transferir bienes en lugar de dinero en efectivo, a menudo con el fin de estimular el consumo de bienes específicos. En el sur de México, los investigadores estudiaron los efectos que tienen las transferencias de dinero en efectivo y las transferencias en especie sobre la oferta y la demanda de alimentos. Hallaron que tanto las transferencias de dinero en efectivo como las transferencias en especie incrementaron la demanda de alimentos, pero que sólo las transferencias en especie incrementaron también la oferta. Como consecuencia, las transferencias en especie condujeron a precios en los alimentos menores que las transferencias de dinero en efectivo, lo que se puede ver como un beneficio indirecto para los hogares que no recibieron las transferencias.

Desafío de política pública 

Cuando se trata de hacer transferencias a familias pobres, muchos gobiernos optan por transferir bienes en lugar de dinero en efectivo; esto con el fin de fomentar el consumo de ciertos bienes, o bien, de inducir a individuos menos necesitados a auto eliminarse del programa. No obstante, a menudo es más barato ofrecer transferencias de dinero en efectivo; además, entregar dinero en lugar de productos da a los beneficiarios mayor libertad con respecto a su consumo. Otro aspecto importante de este ajuste de política pública, y que se discute con menor frecuencia, es el efecto que las transferencias en especie y de dinero en efectivo tienen sobre los precios locales. Ambos tipos de transferencia podrían aumentar potencialmente la demanda de bienes, porque a las personas que reciben transferencias de dinero en efectivo se les ha dado más dinero para gastar, mientras que a quienes han recibido transferencias en especie se les ha liberado dinero para la compra de otros bienes. Sin embargo, las transferencias en especie también aumentan la oferta local de ciertos bienes, en cuyo caso los precios podrían caer. A pesar de la utilidad potencial que estos efectos de oferta y demanda tienen como herramienta de política para redistribuir a los consumidores, a la fecha ha habido escasas investigaciones acerca de los efectos de la ayuda alimentaria sobre los precios.

Contexto de la evaluación 

Este estudio evalúa los efectos que el Programa de Apoyo Alimentario (PAL) tiene sobre los precios en México. Iniciado en 2004, PAL opera en alrededor de 5.000 pueblos rurales muy pobres en todo México. Los pueblos son elegibles para recibir PAL si tienen menos de 2.500 habitantes, están clasificados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) como altamente marginados, y no reciben ayuda de Liconsa (programa mexicano de subsidio de leche) ni de Oportunidades (programa de transferencias monetarias condicionadas). Por lo tanto, los pueblos PAL son típicamente más pobres y más rurales que los pueblos de Oportunidades, los cuales ya han sido estudiados ampliamente.

PAL proporciona una asignación mensual en especie compuesta de siete productos básicos (harina de maíz, arroz, porotos, pastas, galletas, leche en polvo fortificada y aceite vegetal), y entre dos y cuatro productos complementarios (tales como atún enlatado, sardinas enlatadas, lentejas, almidón de maíz, chocolate en polvo y cereal envasado para el desayuno). Todos los productos son de marcas mexicanas comunes, y suelen estar disponibles en las tiendas locales de alimentos.

Surveyors share a joke in Mexico

Surveyors share a joke in Mexico

Detalles de la intervención 

Este documento examina cómo la entrega de transferencias en especie, en comparación con transferencias de dinero en efectivo, afecta los precios locales, evaluando la implementación a nivel nacional del Programa de Apoyo Alimentario (PAL). En 2004 se seleccionaron 208 pueblos en el Sur de México para ser incluidos en un experimento, y cada uno de ellos se asignó aleatoriamente a uno de tres grupos: (i) Familias dentro de un 50 por ciento de los pueblos seleccionados aleatoriamente recibieron una transferencia mensual en especie de alimentos, (ii) familias dentro de un 25 por ciento de los pueblos seleccionados aleatoriamente recibieron una transferencia mensual de dinero en efectivo de 150 pesos, y (iii) familias en el 25 por ciento de los pueblos restantes formaron el grupo de control, y no recibieron ninguna transferencia. Ambas transferencias, tanto en especie como en dinero en efectivo, se entregaron cada dos meses, y el tamaño de la transferencia fue el mismo para todos los hogares elegibles, sin importar el tamaño de la familia. No se prohibió la reventa de las transferencias en especie de alimentos, como tampoco se exigió a las familias que compraran ciertos productos específicos con sus transferencias de dinero en efectivo.

Los datos provienen de encuestas de negocios y hogares realizadas por el Instituto Nacional de Salud Pública de México, tanto antes como después de que se introdujera el programa. La medición de los precios posteriores al programa proviene de una encuesta de tiendas de alimentos locales. Los encuestadores recogieron los precios para cantidades fijas de 66 productos alimenticios individuales de un máximo de tres tiendas por pueblo, aunque por lo general, los datos se recolectaron de una o dos tiendas por pueblo.

Resultados y lecciones de política pública 

Efectos de transferencias en especie y de transferencias de dinero en efectivo sobre los precios: El programa de transferencia de dinero en efectivo causó que los precios aumentaran en un 0,2 por ciento, aunque este efecto no es estadísticamente significativo. Por el contrario, en los pueblos de transferencia en especie, los precios de los productos incluidos en el paquete disminuyeron en un 3,9 por ciento en comparación con los pueblos de transferencia de dinero en efectivo. El programa en especie aumentó tanto la oferta como la demanda de ciertos alimentos: El efecto del aumento en la oferta fue mayor que el efecto de aumentar el dinero en efectivo disponible en las familias locales, de modo que el efecto neto fue una disminución de 3,7 por ciento en los precios de estos productos.

Beneficios indirectos del programa a través de los cambios en los precios: En el caso de las transferencias en especie, la disminución de los precios locales no representó ningún beneficio adicional para los hogares receptores; sin embargo, representó una transferencia indirecta de 7,6 pesos para los hogares no receptores. En las transferencias de dinero en efectivo, el aumento de precios generó una transferencia neta negativa de 0,41 pesos. En este contexto, la elección de transferencias en especie en lugar de transferencias de dinero en efectivo generó transferencias indirectas adicionales a los consumidores por un valor de más del 40 por ciento de la transferencia directa misma.

Lejanía del pueblo: Los pueblos aislados están típicamente menos integrados a la economía mundial, de modo que la oferta y la demanda locales debieran ser más importantes en la determinación de los precios. También es probable que exista menor competencia entre proveedores (es decir, entre las tiendas de abarrotes) en estos pueblos remotos y normalmente más pequeños, lo que puede hacer que los precios sean más sensibles a una entrada de dinero o de bienes. Por estas razones, los efectos de las transferencias sobre los precios fueron más pronunciados en pueblos remotos. De hecho, los efectos promedio en los precios de transferencias de dinero en efectivo en comparación con transferencias en especie fueron totalmente impulsados por los pueblos remotos. Dado que las zonas más remotas tienden también a ser más pobres, los resultados implican que los efectos sobre los precios a menudo serán más pronunciados en zonas más pobres. Por lo tanto, es posible que en programas de transferencias destinados a comunidades más pobres, los efectos sobre los precios sean un componente importante del impacto del programa en el bienestar general.

Cunha, Jesse, Giacomo De Giorgi, y Seema Jayachandran. "The Price Effects of Cash Versus In-Kind Transfers". NBER Working Paper #17456, diciembre 2014.